¿Qué hacer en Bangkok?

Después de volar por más de 26 horas finalmente aterrizamos en la capital Tailandesa; Bangkok. Nos recibe un calor infernal, un enorme tráfico, más de 6 millones de personas y sonrisas por todos lados. El tailandés regatea para el precio del taxi, los compradores también; todo fluye. Llegamos por obra y gracia de la divinidad a un apartamento alquilado en Air Bnb a las 1 de la madrugada. Este se encuentra dentro de un restaurante con más de 5 pisos llenos de habitaciones. Una rusa está despierta y es quien nos lleva a la habitación. Después de 9 horas de sueño, nos dejamos llevar por el caos de la ciudad y abordamos uno de los mercados más famosos de Bangkok: El Weekend Market – Chatuchak.

Un poco de, ¿civilización?… #Bangkok

A photo posted by WILLIAM RAMOS (@williamramostv) on

DSC_2626

DSC_2631

En esta zona se encuentra de todo: desde prendas semi preciosas, calzados, artículos electrónicos, imitaciones y restaurantes con todo tipo de comida, más un poco de olor de sobaco; parte del show.   Compramos algunas cositas que se veían interesantes y a muy buen precio y seguimos merodeando la ciudad hasta parar en una terraza a probar unas cervezas marca Leo. Una cerveza relativamente fuerte, un poco parecida a las de nuestro país. La comida nos parece exquisita y al caer la noche intentamos probar unos mariscos, pero al parecer al cocinero se le pasó la mano de picante y tuvimos una fiesta en nuestro paladar. A pesar de esto, era sabrosa, pero nuestra lengua no lo agradeció.

DSC_2677

Nos embarcamos en un bote que traslada a las personas a través de un río que no huele muy rico y llegar al famoso Palacio Real, refugio del rey de Tailandia. Un lugar sumamente limpio, lujoso y lleno de seguridad, donde se puede apreciar construcciones artísticas y peculiares. DSC_2696

En esta misma zona se encuentran numerosos templos budistas, como el Wat Pho donde descansa la estatua del buda reclinado más grande de todo Tailandia. Aproximadamente 45 pies forrado en oro. Estuvimos por zonas pobres y por zonas ricas. Comimos en lugares donde a nuestro lado circulaban algunas ratas y en otras zonas donde todo era lujo; ambas comidas eran igual de buenas.

DSC_2829

DSC_2761

Las mujeres son delgadas. Algunas usan mucho maquillaje, pestañas postizas, extensiones de pelo y su piel muy blanca. La gente nos trata muy bien y sonríen cuando te hablan. En tres noches hemos visto parte de la esencia de Bangkok por lo cual hemos decidido partir al sur del país. Bangkok: una ciudad con vida y llena de contrastes. Caótica pero interesante. Nos volveremos a ver.

¡Tus Comentarios Son Muy Importantes!

Comentarios