Haití en Motoconcho – Labadee, Cabo Haitiano.

“Cuatro aventureros se adentran entre los rincones más remotos de Haití, usando como medio de transporte “El Motoconcho”. Los Dominicanos William Ramos y Timoteo Estevez junto a dos antropólogos Españoles.

turismo haiti

Aventureros Dominicanos y Españoles por Haití

Luego de recorrer aproximadamente 3,000 kms a través de Rep. Dominicana nuestros límites no tenían fin, por lo cual decidimos aventurarnos en nuestro país vecino; Haití. Un único inconveniente nos invade: la poca información y la neblina que existe con temas sobre el visado, hoteles, seguridad, el paso fronterizo con vehículo y qué ver en el emblemático país Haitiano.

Visado de Haití:

haití aduana

Paso Fronterizo Rep. Dominicana – Haití por Dajabón

Un caos reina en la frontera entre Dajabón y Haití. Un mar de buscavidas, vendedores ambulantes, niños pidiendo limosna, militares dominicanos y mucho calor se apodera del ambiente una vez llegamos a la frontera.

Migración en territorio dominicano nos pide pasaportes y por tener visa Americana y un poco de muela, quedamos exentos del pago de visado de Haití, ya que era día feriado y el consulado no estaba abierto. Un pago total de USD25.00 por personas y fuimos entregados a las aduanas Haitianas; poco papeleo y fuera.

En la aduana de Haití unos buscones se apoderan de nuestros pasaportes y llenan el papeleo por nosotros. USD5.00 a Migración y RD$100 pesos dominicanos a los buscones y estamos listos para entrar a Haití.

Una llamada telefónica al Ing. Marlenin Mejía fue suficiente para recibir ayuda en cuanto al transporte entre la frontera de Haití hasta Cabo Haitiano.

Hoteles en Cabo Haitiano:

El tema de los Hoteles me parece bastante peculiar en Haití por el alto precio de los mismos en relación a su calidad. Si bien es cierto que cada hotel se enfoca en vender “seguridad”, por lo que se entiende estamos pagando más por la seguridad que por un tema de lujo.

Nos quedamos en el hotel Christ Seul Espoir en Cabo Haitiano que en términos de limpieza era aceptable, por un valor de USD100.00 la noche con desayuno incluido. Nosotros como viajeros vagabundos nos pareció un precio sumamente alto, pero bien es cierto que estaba dentro de los precios de la mayoría de hoteles aceptables de Cabo Haitiano.

¿Qué ver en Cabo Haitiano?

que ver en haiti

Haití en Motoconcho

Labadee, Cabo Haitiano – Lugar donde llegan los cruceros.

El primer día contratamos un “motoconcho” que por un precio de 4,000 Gourdes equivalente a RD$3,300 pesos dominicanos nos llevo a la zona de Labadee. Este lugar recibe una cantidad bien alta de turistas que suelen llegar en los cruceros de lujo que recorren el caribe.

Una vez en Labadee le pagamos 1,200 Gourdes a un pescador quien nos llevó por sus playas aledañas, donde conocimos una playa que nos dejó maravillados. En 20 minutos de recorrido de bote llegamos a Playa “Paradise” donde su nombre no pudo hacer mejor honor. Una playa de aguas cristalinas, arena blanca, rodeada de una montaña con exuberante vegetación y un arroyo que desembocaba en la misma.

Allí junto a los pescadores, conseguimos langostas y cangrejos a precios relativamente cómodos. Un paseo por todas estas playas de Labadee hizo que empezáramos a percatarnos del gran potencial que tenia nuestro vecino país.

Labadee Haiti

Playa Paradise en Labadee

Cambio de Moneda:

La moneda oficial en Haití es el Gourde donde 1 dólar equivale a 68 gourde. En la mayoría de lugares se aceptan dólares y pesos Dominicanos.

Vida nocturna:

Cabo Haitiano cuenta con una increíble vida nocturna. Contrario a lo que se piensa que es sumamente peligroso salir de noche, nosotros sentimos totalmente lo opuesto.

Claro está, que como cualquier país del mundo hay zonas y barrios peligrosos en los cuales un turista circulando de noche no sería muy común y a la vez un poco imprudente. Lo cierto es que nos divertimos bastante por la noche en unos bares que están cerca del malecón.

La cerveza Prestige nos encantó al igual que la comida. La gente nos trató super bien, a excepción de algunos momentos que intentábamos fotografiar algunas zonas y se nos acercaron algunos haitianos furiosos porque no querían que se viera la realidad de allí. Existe un poco de celo en el tema de las fotografías por lo cual hay que tener mucho respeto y ser bastante cuidadosos. En ese caso nos guardamos nuestras cámaras y decidimos fluir con los locales de allí y no molestarles.

Vida nocturna Haiti

Junto al Ing. Marlenín Mejía y sus colegas de la Empresa Acero Estrella.

 

¡Tus Comentarios Son Muy Importantes!

Comentarios